APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HORARIO DEL REFUGIO

Sábados y domingos de 10 a 14 h (visitas y adopciones).
El refugio está  Culleredo - A Coruña (España).
Email: info@apadan.org

APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HAZTE SOCIO
Con una aportación de 6 € al mes ayudarás en el mantenimiento y cuidado de más de 200 perros abandonados al año. También puedes ayudarnos haciendo donativos de manera puntual. Cuenta: ES92 2080 5219 133040001038
Frequently Asked Questions

En APADAN recibimos numerosas consultas de socios y amigos preguntándonos qué se puede hacer ante casos de maltrato animal.

Quien más quien menos ha tenido conocimiento de algún caso en el que un perro está mal nutrido, o en pésimas condiciones higiénico-sanitarias, o atado las 24 horas del día. O peor aún, que sufra malos tratos por parte de sus dueños. Ante esta situación, el primer impulso es hacer algo, pero ¿hacer qué?.

Si el animal nos consta que tiene dueño, lo que no podemos es tratar de solucionar el problema por nuestra cuenta y riesgo, enfrentándonos a esa persona, o tratando de liberar o coger al animal. Ello podría acarrearnos problemas personales con la justicia, y no es desde luego el camino a seguir. ¿Cuál es, entonces? La respuesta es simple: denunciar.
 
El maltrato a los animales está sancionado por la ley, tanto en vía administrativa como en vía penal (los casos más graves). Si bien la mayoría de los amantes de los animales consideramos insuficiente la legislación protectora de animales vigente en la actualidad, y desde diferentes ámbitos se persigue lograr una normativa más amplia y más dura para los infractores, en el momento actual es lo que tenemos, y por tanto es a lo que podemos acogernos para denunciar casos de maltrato o abandono.
 
La legislación, tanto estatal como autonómica, está colgada en nuestra sección Legislación, donde podéis consultarla. Además de esa normativa, también numerosos municipios cuentan con una ordenanza específica sobre tenencia y cuidado de animales.

- ¿En qué consiste la vía administrativa?

- ¿En qué consiste la vía penal?

El primer paso ante un caso de maltrato animal es interponer una denuncia administrativa ante el respectivo ayuntamiento o ante la Consellería autonómica competente en la materia, ya que son los ayuntamientos quienes tienen la competencia para la tramitación inicial de las denuncias menos graves, y la Xunta de Galicia tamitará los supuestos más graves que quedan fuera del tipo penal. Podemos comunicar la situación de maltrato a la policía local competente o al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, y en este último caso no resulta obligatorio dejar los datos. En la denuncia deben constar los datos de la persona que formula la denuncia y de la persona denunciada, aunque si éstos no se conocen, a menudo identificar la vivienda o el lugar en donde se esté cometiendo la infracción es suficiente.

A continuación hay que narrar los hechos constitutivos de infracción (la situación de abandono o maltrato del animal), concretando -si podemos- qué normas se están incumpliendo de la ley o de la ordenanza (para eso podéis consultar la normativa que hemos colgado en nuestra página), y por último solicitar que se inicie expediente sancionador contra el autor de esos hechos.

Aquí tenéis un modelo de denuncia que os podéis descargar y rellenar con los datos del caso concreto.
 
Resulta imprescindible que en la denuncia se ofrezcan medios de prueba de los hechos que estamos poniendo en conocimiento de la autoridad competente, como pueden ser fotografías, vídeos, o datos de personas que hayan presenciado los hechos que se denuncian y que se ofrezcan como testigos.
 
Ante la formulación de la denuncia la autoridad competente –el ayuntamiento o Consellería competente- debe iniciar un expediente sancionador por la presunta comisión de hechos constitutivos de infracción administrativa, y puede (debe) recabar el auxilio de la Policía Local o Guardia Civil (Seprona) para investigar esos hechos denunciados. A continuación, notificará el inicio del expediente al presunto infractor, y le ofrecerá la posibilidad de formular alegaciones y presentar prueba en contra. Después habrá una propuesta de resolución, contra la que el denunciado puede formular nuevas alegaciones, y finalmente se dictará la resolución definitiva, que impondrá la sanción pertinente si los hechos se consideran probados y que son constitutivos de infracción administrativa. Esta resolución es recurrible por el infractor (en vía administrativa o en sede judicial).
 
Si disponemos de la información completa podemos solicitar a alguna asociación protectora que interponga la denuncia en vía administrativa, ya que con la entrada en vigor de la nueva Ley de Protección Animal de Galicia, las Asociaciones Protectoras adquieren la condición de interesados en aquellos procedimientos administrativos que inicien, y ésto les permite hacer el seguimiento del procedimiento, puesto que se les notificarán todas las actuaciones que en el seno del mismo se realicen.
 

Los casos más graves de maltrato, como ya mencionamos anteriormente, están contemplados en el Código Penal, en los artículos 337 y 337 bis:

Artículo 337
1. Será castigado con la pena de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual, a
a) un animal doméstico o amansado,
b) un animal de los que habitualmente están domesticados,
c) un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano, o
d) cualquier animal que no viva en estado salvaje.

2. Las penas previstas en el apartado anterior se impondrán en su mitad superior cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:
a) Se hubieran utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida del animal.
b) Hubiera mediado ensañamiento.
c) Se hubiera causado al animal la pérdida o la inutilidad de un sentido, órgano o miembro principal.
d) Los hechos se hubieran ejecutado en presencia de un menor de edad.

3. Si se hubiera causado la muerte del animal se impondrá una pena de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

4. Los que, fuera de los supuestos a que se refieren los apartados anteriores de este artículo, maltrataren cruelmente a los animales domésticos o a cualesquiera otros en espectáculos no autorizados legalmente, serán castigados con una pena de multa de uno a seis meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Artículo 337 bis
El que abandone a un animal de los mencionados en el apartado 1 del artículo anterior en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.
 

Como antes dijimos, si contemplamos un supuesto de maltrato que pueda encajar en los tipificados en los artículos transcritos, que se está produciendo en ese mismo instante, lo procedente es llamar inmediatamente a la Policía o a la Guardia Civil, porque puede incluso peligrar la vida del animal, y posteriormente interponer la denuncia (además, debemos recordar que la propia ley obliga a cualquier ciudadano a denunciar los hechos constitutivos de delito que presenciare o de que tuviere conocimiento: artículos 259 y 264 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal).

Si hacemos la denuncia por vía penal, el trámite que seguirá será el mismo que cualquier denuncia por cualquier delito: la Policía o Guardia Civil remitirá el atestado que haya confeccionado tras la investigación de los hechos al juzgado (si entienden que los hechos denunciados son constitutivos de delito), y el juzgado de instrucción le dará el trámite correspondiente: tramitará la instrucción del procedimiento, practicando las pruebas que considere oportuno, hasta que lo remita al juez de lo penal para que sea éste quien celebre el juicio y dicte sentencia.
 

- Es mejor prevenir nacimientos no deseados que provocar el sufrimiento de la hembra al separarla de sus cachorros para sacrificarlos.
- Si algún animal esterilizado tiende a engordar, puede corregirse de forma sencilla alimentándolo con productos ligeros (hay piensos específicos).
- La cría de animales sanos y equilibrados es tarea de profesionales. Muchos problemas de agresividad son consecuencia de errores en la cría y socialización de los cachorros.

 La esterilización como prevención del abandono es una recomendación humanitaria y necesaria.

¿Por qué no evitar su sufrimiento si podemos hacerlo?

Además de evitar el nacimiento de cachorros indeseados, la esterilización evitará a largo o medio plazo una gran cantidad de enfermedades.
En el macho, la esterilización evita la posibilidad de sufrir tumores testiculares, hernias perianales, tumores de gládulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos, entre otros. En las hembras, evita la pseudogestación (embarazo psicológico), la piómetra y algunos tumores mamarios.

La afirmación de que es necesario que las hembras tengan una camada antes de esterilizarlas es falsa. Hablamos de procesos hormonales y químicos, por lo que si están esterilizados no tendrán ninguna necesidad de reproducirse. De hecho,  aunque cualquier edad es buena para esterilizarlos, el momento óptimo es a partir de los seis meses, antes de alcanzar la madurez sexual. 
 

Si te vas de vacaciones, y has pensado en llevar a tu perro contigo, lo primero que has de tener en cuenta y analizar es si el viaje será gratificante para ambos. Ahora hay un número importante de hoteles y establecimientos que aceptan perros, pero además habrás de consultar las condiciones para viajar con él en autobús, tren o avión.
 
Si has decidido no llevarlo contigo por considerar que estará más tranquilo en casa, lo idóneo sería que pudieses dejarlo con un familiar o amigo a quien tu perro conozca, ya que se sentirá menos estresado en tu ausencia. Si no tienes esta posibilidad, puedes contratar su estancia en una residencia canina especializada.  Aquí te dejamos algunas residencias caninas en el entorno de A Coruña:

  • Residencia canina La Cabaña de la Zarpa (Oza dos Ríos): 881946948

  • Residencia canina Montegatto (Oza dos Ríos): 981792239

 
La Fundación Affinity ha editado además la Guía para viajar con animales de compañía, con aportaciones muy interesantes. Además, hay también varios portales en Internet que recopilan información sobre alojamientos donde permiten animales, como http://www.viajacontumascota.com/
 
 Como véis, hay opciones para que podamos compatibilizar nuestras vacaciones con la posibilidad de tener un perro, y como siempre, lo importante e imprescindible es el sentido común y la planificación.
 

Si has perdido a tu perro o gato tendrás que comunicar su pérdida cuanto antes a la Policía Municipal o Servicio de Protección Civil de tu municipio, con la descripción y foto del animal. Recuerda que el microchip, además de ser obligatorio, es la mayor garantía para que tu perro o gato vuelvan a casa sanos y salvos. 
 
Además, deberás consultar en el Ayuntamiento el lugar al que se llevan los animales vagabundos recogidos en el término municipal, y si éste dispone de centro de recogida asociado, deberás de dar aviso en él. También en las protectoras de animales de la zona, aunque no estén asociadas con el Ayuntamiento en que se perdió, enviando fotos siempre que sea posible.
 
Distribuír carteles por la zona donde se haya perdido, en clínicas veterinarias, y en todos aquellos establecimientos donde te lo permitan, es fundamental. También las redes sociales son de gran utilidad.
 
No olvides que el tiempo es primordial, cuanto antes actúes y difundas el caso, las probabilidades de encontrar a tu animal de compañía serán mucho más elevadas. 

En primer lugar, deberás acercarlo cuanto antes a una clínica veterinaria o centro de recogida autorizado para comprobar si está identificado con microhip o no. Es un trámite gratuito y en caso de tener microchip el problema estará resuelto.
 
En caso de que no esté identificado tendrás que entregarlo a un centro de recogida autorizado, existiendo la posibilidad de poder actuar como casa de acogida temporal e incluso de quedarte con él de modo definitivo tras cumplir los plazos y trámites legales. 
 
En nuestro caso, teniendo en cuenta que el refugio tiene un número limitado de plazas, y que resulta casi imposible (salvo urgencias) acoger perros de forma inmediata, funcionamos con una lista de espera, por lo que es útil y una gran aportación buscarle un lugar de acogida temporal mientras intentamos hacer un hueco para él.
 
Podrás ayudarnos a buscarle una familia anunciándolo en las clínicas veterinarias, distribuyendo carteles por tu barrio, enviándonos la foto para anunciar en nuestra web, e incluso poniendo anuncios en la zona en que lo encontraste o publicándolo en redes sociales, ya que no todos los perros que aparecen en la calle están necesariamente abandonados …

En APADAN, cuando un perro sale en adopción, no nos desvinculamos completamente del mismo, sino que a lo largo del tiempo realizamos un proceso de seguimiento que garantice que éste tiene una vida digna y que el adoptante cumple las condiciones especificadas en el contrato de adopción. El seguimiento comienza con una llamada telefónica al poco tiempo de formalizarse la adopción y ésta continúa, un tiempo después, con una visita que el adoptante deberá facilitar a los responsables de la asociación para que puedan verificar el estado del adoptado. No obstante, APADAN deja las puertas abiertas a todos los adoptantes y éstos podrán visitarnos o enviarnos fotos siempre que les apetezca. Estaremos encantados de tener noticias de nuestros perros.

Antes de llegar a la conclusión de que un perro del refugio no se adapta a su nueva vida, lo mejor es que te pongas en contacto con nosotros. Intentaremos asesorarte o derivar tu problema a un profesional que pueda facilitar la convivencia con tu nuevo compañero. Lo importante es que no tires la toalla ya que, en muchas ocasiones, los problemas se solucionan más fácil de lo que uno se pueda pensar.

Si, por causa de fuerza mayor, una vez adoptado no puedes hacerte cargo del animal, en APADAN siempre dejamos abierta la posibilidad de devolución del perro. Hay que tener en cuenta que la devolución no es inmediata, que la lista de espera para entrar en el refugio es muy grande y, en la mayor parte de las ocasiones, la devolución implica un tiempo de espera.

En ningún caso, podrás vender, regalar, abandonar, o transmitir la propiedad o posesión del adoptado a otra persona sin el consentimiento expreso de APADAN.

En APADAN somos muy prudentes a la hora de dar un perro en adopción, poniendo nuestro empeño en buscar personas comprometidas y responsables, dispuestas a ofrecer un hogar definitivo a nuestros perros. Por este motivo, insistimos en que la decisión debe de ser previamente meditada y consensuada con todos los integrantes de la familia, y debemos de estar muy seguros de ello pensando en todas las obligaciones y responsabilidades que ésta va a suponer.
 
Si estás interesado en adoptar a alguno de nuestros perros, debes de visitarnos en nuestro horario de adopciones (sábados o domingos de 10 a 14 h.) para conocerte personalmente. Allí podrás contarnos por qué quieres tener un perro, qué puedes ofrecerle, cómo será su futura casa... y una vez conocidas las condiciones y tu ritmo de vida, los responsables de las adopciones te asesoraremos a la hora de encontrar a tu nuevo compañero.
 
Una vez escogido al posible adoptado, la adopción deberá formalizarse por escrito mediante un contrato con los datos del adoptante y del perro adoptado, en el que el adoptante adquiere una serie de obligaciones:
 
- Prestarle todos los cuidados y atenciones que garanticen la buena salud y estado del perro (vacunación y desparasitación oportuna).

- Esterilizar al animal, en caso de que éste se entregue sin esterilizar, quedando totalmente prohibida la cría o cruce del adoptado, y la mutilación del mismo.

- Comunicar los cambios de domicilio, extravío o muerte del adoptado. 
 
- Permitir realizar seguimientos y entregar el animal a APADAN en caso de que el resultado del mismo fuese negativo.
 
- No transmitir la propiedad del adoptado a un tercero sin el consentimiento expreso y previo de APADAN.
 
La adopción tiene un coste de 60 €, en los que se incluye los gastos del microchip, desparasitación interna y externa, y vacuna. Es imprescindible entregar una fotocopia del DNI en el momento de la adopción.
 
El contrato de adopción debe ser firmado por personas mayores de edad y con independencia económica.

Uno de los principales objetivos de APADAN es que los perros que tenemos recogidos en nuestras instalaciones encuentren cuanto antes un hogar. Es decir, que el refugio sea un lugar de paso. Es por ello que uno de nuestros mayores esfuerzos, además de atender a los perros recogidos en el albergue, sea fomentar las adopciones a través de diferentes medios de divulgación. Del número de adopciones depende el funcionamiento de la Asociación, ya que las adopciones permiten que el círculo se cierre, que otro perro necesitado sea rescatado, empiece una nueva vida protegido y cuidado y que la cadena nunca se rompa. Con la adopción contribuyes a salvar dos vidas, la del perro que que adoptas y la de aquel que va a ocupar su lugar dejando atrás una vida de penuria y sufrimiento.

adopta APADAN

La esterilización no modifica el carácter de perros y gatos.

Después de una esterilización, solamente se modifican como consecuencia directa aquellas conductas ligadas a sus hormonas, como el hecho del marcaje o la territorialidad. Los rasgos principales del temperamento de gatos y perros (inteligencia, vitalidad, independencia, demanda de afecto o ganas de jugar), no cambian con la esterilización. Es más: los cambios de conducta que experimentan los animales esterilizados mejoran la calidad de vida tanto de los propios animales como de las familias que los atienden.
 

EN EL MACHO: Su función sexual es permanente, es decir, siempre está a punto de montar a una hembra en celo. Existen dos tipos de intervenciones:

  •  Esterilización. Consiste en la extirpación de los testículos y es la medida más extendida y recomendable . Elimina la producción de espermatozoides y de la hormona sexual masculina (que causa conductas negativas).
  • Vasectomía: Consiste en impedir el paso del semen a través de la uretra, interviniendo en la sección de los conductos defentes. El macho sigue produciendo espermatozoides. La vasectomía no elimina los comportamientos negativos del animal.

 

 EN LA HEMBRA: Su función sexual es cíclica. La perra suele tener el celo dos veces al año. La gata, varias veces (hay gatas que son siempre activas). Existen igualmente dos tipos:

  •   Esterilización (Ovariohisterectomía). Consiste en la extirpación del útero y de los ovarios, y es la medida más extendida y recomendable. Elimina la producción de óvulos, de la hormona femenina, y la aparición de ciclos de reproducción.
  •   Ligadura de trompas. La sección de los oviductos impide que los espermatozoides de los machos se unan al óvulo y lo fecunden. La hembra sigue produciendo óvulos. La ligadura de trompas no elimina el celo ni las consecuencias negativas para la hembra.

 

Todas estas intervenciones quirúrgicas se realizan con anestesia general. El riesgo es mínimo, y no precisan hospitalización. La recuperación total del animal se produce en dos o tres días.

Otros tratamientos (pastillas, etc) se pueden utilizar para inhibir el celo en la hembra pero su efecto es temporal, lo que supone tener que tratarla en cada uno de los celos. Puede tener complicaciones y efectos secundarios importantes por lo que es preciso pedir consejo al veterinario.

En APADAN sabemos lo que supone el abandono de animales de compañía: sufrimiento, desamparo, y numerosos peligros. Muchos de estos abandonos son consecuencia de nacimientos de animales que nacen por descuido, así que queremos que nos ayudes a evitarlos. Entre las medidas preventivas destinadas a evitar estos nacimientos, la ESTERILIZACIÓN de perros y gatos es la más usada y recomendada por los veterinarios.

 esterilizacion APADAN

ALGUNOS DATOS...

- Cada año se abandonan más de 30.000 perros y gatos sólo en Galicia.
- Las calles y los montes están llenos de esos animales abandonados, que malviven fuera de las condiciones y la compañía a las que están acostumbrados.
- Los refugios de las protectoras ya no pueden acoger a más animales, puesto que sus instalaciones están funcionando al límite.
- Aunque entre todos propiciemos las adopciones, el número de cachorros que nacen por descuido las supera con creces.
- Y la mayoría de esos cachorros termina en las cunetas o en las perreras municipales para ser sacrificados.