APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HORARIO DEL REFUGIO

Sábados y domingos de 10 a 14 h (visitas y adopciones).
El refugio está  Culleredo - A Coruña (España).
Email: info@apadan.org

APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HAZTE SOCIO
Con una aportación de 6 € al mes ayudarás en el mantenimiento y cuidado de más de 200 perros abandonados al año. También puedes ayudarnos haciendo donativos de manera puntual. Cuenta: ES92 2080 5219 133040001038
GRETA (2016)
in
Sexo: 
Hembra
Edad: 
Adulto
Tamaño: 
Grande
Esterilizado: 
No
Apadrinado: 
No
En Acogida: 
No
En Adopción: 
No

La semana pasada fue dolorosa para todos los que formamos parte de este equipo, tuvimos que dejar marchar para siempre a la dulcísima Greta, una belleza de perra que había sido recogida a finales de mayo por unas personas que se la encontraron abandonada en un monte en unas condiciones espantosas, deshidratada, anémica y cubierta de llagas y parásitos de todo tipo.
Greta era una perra fuera de lo común, exageradamente dulce y buena, un ángel vestido de blanco, una criatura perfecta, una jovencita de apenas 1 año de edad con ojitos claros y cuerpo de un blanco radiante, tan buena y cariñosa que no podías evitar rendir el corazón a sus pies en el mismo momento de conocerla, pero esta princesa estaba muy enferma, no conseguía salir de pozo de miseria en que la habían metido, muchos días hospitalizada y muchas transfusiones de sangre después hubo que dejarla marchar, ella era valiente y luchadora y quería vivir, se esforzó enormemente por hacerlo, pero su esfuerzo ya no tenía sentido, estaba sufriendo porque sabía que todos queríamos que siguiera luchando, igual que nos seguía durante sus breves paseos a pesar de no tener apenas fuerzas para mantenerse en pie, lo hacía por puro amor, porque se sentía querida y deseaba corresponder a ese amor que muy probablemente era algo nuevo para ella. 
Con el paso de las semanas todo hacía pensar que no iba a haber final feliz para Greta, pero nos negábamos a aceptarlo, la esperanza se agarró tenazmente a nuestro pecho hasta el final, y cuando la lucha terminó quedamos vacíos y derrotados, nos dimos la vuelta como un calcetín y el día se volvió negro. Todavía ahora, varios días después, seguimos sintiendo ese dolor en la boca del estómago al pensar en esta vida perdida, en la vida perdida de este maravilloso ángel blanco que nos había robado el corazón, probablemente era demasiado buena para este mundo mezquino y el dios de los perros se la llevó, ni siquiera había empezado a vivir todavía, le habría ido bien y habría tenido una vida colmada de amor, nos mata la nostalgia de lo que nunca sucedió, recuerdos de algo que no llegó a pasar
Pocas veces la vimos feliz porque apenas tuvo oportunidad para serlo, pero queremos recordarla con esa mirada brillante y limpia que nos conquistó, Greta era especial y su destino fue cruel e injusto, lo sentimos mucho, pequeño ángel, ese futuro que habíamos planeado para ti nunca llegó, se esfumó como una frágil pompa de jabón, robada por un viento traidor que nos rompió el corazón...