APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HORARIO DEL REFUGIO

Sábados y domingos de 10 a 14 h (visitas y adopciones).
El refugio está  Culleredo - A Coruña (España).
Email: info@apadan.org

APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HAZTE SOCIO
Con una aportación de 6 € al mes ayudarás en el mantenimiento y cuidado de más de 200 perros abandonados al año. También puedes ayudarnos haciendo donativos de manera puntual. Cuenta: ES92 2080 5219 133040001038
MITO (2016)
in
Sexo: 
Macho
Edad: 
Adulto
Tamaño: 
Mediano
Esterilizado: 
No
Apadrinado: 
No
En Acogida: 
No
En Adopción: 
No

Este mes de julio a punto de terminar ha sido para nosotros un mes malo, sin paliativos, malo de verdad. Las adopciones han sido casi inexistentes, pero lo realmente dramático ha sido la pérdida de dos recién llegados a los que deseábamos con toda el alma poder ayudar, el otro día os hacíamos partícipes de la pérdida de nuestro ángel blanco, la dulce Greta, y hoy nos asomamos por aquí para comunicaros que nuestro duendecillo Mito tampoco lo ha conseguido y se nos ha ido para siempre.
Mito había sido recogido de la calle en junio en un estado terrible, muy enfermo, fue remontando y parecía seguro que lo lograría, pero no ha sido así, lamentablemente la enfermedad pudo con él y no nos quedó otra que aceptarlo.
No es una pérdida pequeña, ninguna vida es pequeña, pero Mito era un ser resplandeciente y especial. El “dueño” que lo abandonó no lo sabía, las personas que se cruzaban con él por la calle ni lo habrían imaginado, fuimos pocos los que tuvimos la oportunidad de saber que Mito era el perro más bueno y cariñoso del mundo, hay muchos perros buenos pero más que Mito imposible, un pobre podenco que seguro que nunca fue utilizado para lo que realmente valía, tenía un talento natural para hacerse imprescindible, se hacía querer con ese encanto especial que sólo los perdedores tienen, era discreto, humilde y de buen conformar, daba por bueno cada pequeño detalle con él porque nunca nada había tenido, sólo tenía ilusión y ganas de vivir, pero el destino juega con trampas y a él siempre le repartía las peores cartas, ni este pobre perdedor ni nosotros lo sabíamos pero la suerte ya estaba echada y nunca tuvo ninguna oportunidad de ganar. 
Decir que el mundo es injusto es una obviedad, la suerte es caprichosa y despiadada, Mito merecía vivir, tendemos a dar por hecho que alguien lo conseguirá porque lo merece especialmente, porque es un pedazo de pan, porque ha luchado mucho, porque al final los buenos siempre ganan… pero no es cierto, y constantemente chocamos con la misma pared, la misma incredulidad tantas veces vivida que nos sigue volviendo del revés
Las palabras son ruido pero la muerte es silencio, es imposible encontrar que decir sobre alguien que ya no es, por eso siempre se habla de cómo era cuando vivía, de los muertos ya no hay nada que decir, le prometimos a Mito que los monstruos de su pasado que tanto daño le habían hecho no volverían a tocarle jamás, y eso por lo menos lo hemos cumplido, sabemos que Mito está en paz esté donde esté, ya nadie volverá a hacerle daño, pero queremos recordarlo como era cuando venía a saludarnos porque ya es con esa dulzura suya como siempre lo recordaremos. 
Mito era un perro con un corazón enorme rebosante de vida y esperanza, celebremos que vivió y tuvimos el privilegio de conocerlo. Hasta siempre, pequeño perdedor, ojalá cuando lleguemos a donde tú estás ahora vengas a recibirnos con esa delicadeza con la que siempre lo hacías.