APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HORARIO DEL REFUGIO

Sábados y domingos de 10 a 14 h (visitas y adopciones).
El refugio está  Culleredo - A Coruña (España).
Email: info@apadan.org

APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HAZTE SOCIO
Con una aportación de 6 € al mes ayudarás en el mantenimiento y cuidado de más de 200 perros abandonados al año. También puedes ayudarnos haciendo donativos de manera puntual. Cuenta: ES92 2080 5219 133040001038
POLCA
Sexo: 
Hembra
Edad: 
Adulto
Tamaño: 
Mediano
Esterilizado: 
Apadrinado: 
No
En Acogida: 
No
En Adopción: 
No

El pasado mes de septiembre os presentamos a Polca, una perrita a la que conseguimos sacar de la calle con jaula-trampa en un pueblo cercano al
refugio. Era una criatura tan deslumbrante, tan guapa, tan alegre, tan buena y tan dulce como una princesa de cuento, una cenicienta que sería reina algún día. No albergábamos duda alguna de que su futuro sería magnífico. Pero hace unos días
todo se torció, de nuevo una enfermedad renal grave la fue destruyendo rápidamente. Cuando los veterinarios nos lo comunicaron no nos lo podíamos creer, ¡tenía tantas ganas de vivir!, se ponía tan contenta cuando íbamos a visitarla a la
clínica, hasta el último momento nos negamos a aceptar lo que era una evidencia, nuestra maravillosa princesita se nos moría, ya nunca más volvería con sus amigos del canil 12 ni pisaría la húmeda tierra del monte, ni acudiría radiante a nuestra llamada como hacía siempre. Al final su sufrimiento dejó de tener sentido y, muy a nuestro pesar, tuvimos que dejarla ir. Hoy aún nos cuesta creerlo, a nuestro corazón le resulta inaceptable que una joya tan hermosa, que era todo futuro hace apenas nada, de repente se haya convertido en pasado. Hablar de Polca en pasado es algo que ni se nos había pasado por la cabeza, ni en nuestros sueños más oscuros esperaríamos ver su foto en una nota necrológica. No podemos honrar su muerte porque ha sido una puñalada y una injusticia, así que hoy queremos honrar su vida, queremos celebrar que vivió y que la conocimos, queremos recordarla viva y sana, cuando era una preciosa muñeca de pelo alborotado y perpetua sonrisa, un torbellino de colores, una jovencita buena, lista y cariñosa. Ahora ya no importa pero no podemos evitar pensar que nos faltó tiempo para conocerte más, para
achucharte más, para quererte muchísimo más, desafortunada princesa, te faltó tiempo a ti también para querer más, para sonreír más, para vivir muchísimo más. Y ahora no sabemos dónde estás, si corriendo por verdes campos en el cielo de los perros, rondando nuestros pasos en el refugio, o simplemente has vuelto a ser polvo de estrellas. Nos gustaría pedirle al que te llevó que por favor te devuelva, que ha tenido que haber un error, que no era tu momento y que te echamos demasiado
de menos, pero sabemos que eso no va así y que no hay vuelta atrás para los que parten tan lejos, sólo podemos decirte que esperamos que haya valido la pena y que te recordaremos siempre, que llevamos tu sonrisa grabada a fuego en el corazón y que lucharemos con todas nuestras fuerzas para recordarte con alegría que es como tú querrías ser recordada, ojalá haya un más allá y volvamos a
vernos… hasta siempre querida Polca.