En APADAN somos muy prudentes a la hora de dar un perro en adopción, poniendo nuestro empeño en buscar personas comprometidas y responsables, dispuestas a ofrecer un hogar definitivo a nuestros perros. Por este motivo, insistimos en que la decisión debe de ser previamente meditada y consensuada con todos los integrantes de la familia, y debemos de estar muy seguros de ello pensando en todas las obligaciones y responsabilidades que ésta va a suponer.

Si estás interesado en adoptar a alguno de nuestros perros, debes de visitarnos en nuestro horario de adopciones (sábados o domingos de 10 a 14 h.) para conocerte personalmente. Allí podrás contarnos por qué quieres tener un perro, qué puedes ofrecerle, cómo será su futura casa… y una vez conocidas las condiciones y tu ritmo de vida, los responsables de las adopciones te asesoraremos a la hora de encontrar a tu nuevo compañero.

Una vez escogido al posible adoptado, la adopción deberá formalizarse por escrito mediante un contrato con los datos del adoptante y del perro adoptado, en el que el adoptante adquiere una serie de obligaciones:

  • Cumplimiento de la legislación vigente en lo que a protección animal se refiere.

  • Prestarle todos los cuidados y atenciones que garanticen la buena salud y estado del perro (vacunación y desparasitación oportuna).

  • Esterilizar al animal en plazo de 6 meses, en caso de que éste se entregue sin esterilizar (cachorros habitualmente), quedando totalmente prohibida la cría o cruce del adoptado.

  • Comunicar los cambios de domicilio, extravío o muerte del adoptado.

  • Permitir realizar visitas de seguimiento y entregar el animal a APADAN en caso de que el resultado del mismo fuese negativo.

  • No transmitir la propiedad del adoptado a un tercero sin el consentimiento expreso y previo de APADAN.

La adopción tiene un coste de 60 €, en los que se incluye el microchip, desparasitación interna y externa, y vacuna, y esterilización en caso de animales adultos. Es imprescindible entregar una fotocopia del DNI en el momento de la adopción.

El contrato de adopción debe ser firmado por personas mayores de edad y con independencia económica.

Con la adopción contribuyes a salvar dos vidas, la del perro que adoptas y la de aquel que va a ocupar su lugar dejando atrás una vida de penuria y sufrimiento. ¡Gracias por querer adoptar!

El perfil habitual del perro adoptado en APADAN es el de un animal menor de 5 años y completamente sano, cuando en realidad hay muchísimos perros con gran parte de su vida por delante que no tienen la oportunidad de conocer el calor de un hogar. Algunos simplemente tienen más de 8 años y otros son jóvenes aunque padecen enfermedades crónicas, cuyo tratamiento habitualmente no consiste más que en alguna pastilla diaria.

La dura realidad es que estos perros pasan demasiado tiempo en nuestro refugio, y en muchos casos acaban sus días en él sin haber conocido jamás un verdadero hogar.

Todos sabemos que estos perros pueden requerir cuidados especiales y unos gastos veterinarios más elevados que los de un perro joven, como contrapartida suelen ser perros muy tranquilos que no necesitan demasiada actividad ni invertir demasiado tiempo en su educación.

¿Cuáles son las ventajas de la acogida permanente?

  • Por tratarse de un perro adulto, conocemos su carácter.

  • No requieren grandes inversiones de tiempo en su educación.

  • No necesitan actividad tan intensa como la de otros animales más jóvenes.

  • Sabemos su tamaño exacto.

  • APADAN asume los gastos veterinarios comunes (excepto desparasitaciones), y los derivados de la enfermedad, presente o futura, que padezca.

  • APADAN se encarga de suministrar dietas especiales si fuese necesario.

APADAN te lo pone más fácil para compartir tu vida con un perro. Si estás interesado en acoger de manera permanente a alguno de nuestros abuelos o casos especiales, debes de visitarnos en nuestro horario de adopciones (sábados o domingos de 10:00 a 14:00 h.) para conocerte personalmente, y los responsables de las adopciones te asesoraremos a la hora de encontrar a tu nuevo compañero.

En APADAN sabemos lo que supone el abandono de animales de compañía: sufrimiento, desamparo, y numerosos peligros. Muchos de estos abandonos son consecuencia de nacimientos de animales que nacen por descuido, así que queremos que nos ayudes a evitarlos. Entre las medidas preventivas destinadas a evitar estos nacimientos, la ESTERILIZACIÓN de perros y gatos es la más empleada y recomendada por los veterinarios.

ALGUNOS DATOS…

  • La Ley 4/2017 de protección y bienestar de los animales de compañía en Galicia, en su artículo 7 apartado d) obliga a evitar la reproducción indiscriminada de animales, y sanciona el incumplimiento de esta obligación como infracción grave en el artículo 39 apartado f)

  • Cada año se abandonan más de 30.000 perros y gatos sólo en Galicia.

  • Los refugios de las protectoras ya no pueden acoger a más animales, puesto que sus instalaciones están funcionando al límite.

  • Aunque entre todos propiciamos las adopciones, el número de cachorros que nacen por descuido las supera con creces.

La esterilización no modifica el carácter de perros y gatos.

Después de una esterilización, solamente se modifican como consecuencia directa aquellas conductas ligadas a sus hormonas, como el hecho del marcaje o la territorialidad. Los rasgos principales del temperamento de gatos y perros (inteligencia, vitalidad, independencia, demanda de afecto o ganas de jugar), no cambian con la esterilización. Es más: los cambios de conducta que experimentan los animales esterilizados mejoran la calidad de vida tanto de los propios animales como de las familias que los cuidan.

No es necesario que críen una vez.

La afirmación de que es necesario que las hembras tengan una camada antes de esterilizarlas es falsa. Hablamos de procesos hormonales y químicos, por lo que si están esterilizados no tendrán ninguna necesidad de reproducirse. De hecho, aunque cualquier edad es buena para esterilizarlos, el momento óptimo es en los perros es antes del año, y en los gatos incluso podría ser a más temprana edad.

Beneficios para su salud.

Además de evitar el nacimiento de cachorros indeseados, la esterilización evitará a largo o medio plazo una muchas enfermedades. En el macho, la esterilización evita la posibilidad de sufrir tumores testiculares, hernias perianales, tumores de glándulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos, entre otros. En las hembras, evita la pseudogestación (embarazo psicológico), la piómetra y algunos tumores mamarios y de ovarios. Todas estas enfermedades habitualmente requieren cirugía, que supone un riesgo que nos podríamos haber ahorrado con la esterilización a edades más tempranas.

En primer lugar, deberás acercarlo cuanto antes a una clínica veterinaria o centro de recogida autorizado para comprobar si está identificado con microchip o no. Es un trámite gratuito y en caso de tener microchip el problema estará resuelto.

En caso de que no esté identificado tendrás que entregarlo a un centro de recogida autorizado, existiendo la posibilidad de poder actuar como casa de acogida temporal e incluso de quedarte con él de modo definitivo tras cumplir los plazos y trámites legales.

En nuestro caso, teniendo en cuenta que el refugio tiene un número limitado de plazas, y que resulta casi imposible (salvo urgencias) acoger perros de forma inmediata, funcionamos con una lista de espera, por lo que es útil y una gran aportación buscarle un lugar de acogida temporal mientras intentamos hacer un hueco para él.

Podrás ayudarnos a buscarle una familia anunciándolo en las clínicas veterinarias, distribuyendo carteles por tu barrio, enviándonos la foto para anunciar en nuestra web, e incluso poniendo anuncios en la zona donde lo encontraste o publicándolo en redes sociales, ya que no todos los perros que aparecen en la calle están necesariamente abandonados, muchos son perros perdidos a los que resulta difícil devolver a su dueño debido a que carecen de identificación.

Si has perdido a tu perro o gato tendrás que comunicar su pérdida cuanto antes a la Policía Municipal o Servicio de Protección Civil de tu municipio, con la descripción y foto del animal. Recuerda que el microchip, además de ser obligatorio, es la mayor garantía para que tu perro o gato vuelvan a casa sanos y salvos. 

Si estaba identificado con microchip tienes un plazo máximo de 72 horas para comunicar el extravío al REGIAC (art. 21 apartado d, de la Ley 4/2017 de protección y bienestar de los animales de compañía de Galicia).

Además, deberás consultar en el Ayuntamiento el lugar al que se llevan los animales recogidos en el término municipal, y si éste dispone de centro de recogida asociado, deberás de dar aviso en él. También en las protectoras de animales de la zona, aunque no estén asociadas con el Ayuntamiento en que se perdió, enviando fotos siempre que sea posible.

Distribuir carteles por la zona donde se haya perdido, en clínicas veterinarias, y en todos aquellos establecimientos donde te lo permitan, es fundamental. También las redes sociales son de gran utilidad.

No olvides que el tiempo es primordial, cuanto antes actúes y difundas el caso, las probabilidades de encontrar a tu animal de compañía serán mucho más elevadas.

Si te vas de vacaciones y has pensado en llevar a tu perro contigo, lo primero que has de tener en cuenta es analizar si el viaje será gratificante para ambos. Si crees que así será, existe un número importante de hoteles y establecimientos que aceptan perros, pero además habrás de consultar las condiciones para viajar con él en autobús, tren o avión, en caso de que utilices transporte público.

Será fundamental además que consultes con tu clínica veterinaria las condiciones sanitarias para viajar a otras comunidades autónomas y/o países, ya que no todas exigen las mismas condiciones.

En Internet existen varios portales que recopilan información sobre alojamientos donde permiten animales, como el popular Viaja con Tu Mascota: http://www.viajacontumascota.com/

Si por el contrario, has decidido no llevarlo contigo por considerar que estará más tranquilo en casa, lo idóneo sería que pudieses dejarlo con un familiar o amigo a quien tu perro conozca, ya que se sentirá menos estresado en tu ausencia. Si no tienes esta posibilidad, puedes contratar su estancia en una residencia canina especializada.

Como véis, hay opciones para que podamos compatibilizar nuestras vacaciones con la posibilidad de tener un perro, y como siempre, lo importante e imprescindible es el sentido común y la planificación.